Distancia de Rescate. Del libro al cine… y otra vez al libro

por Juan Manuel Cuello

Para los amantes de la literatura, siempre nos parecerá mejor el libro que su versión cinematográfica. Aunque, como en todos los órdenes de la vida, hay excepciones. Distancia de Rescate, publicado en 2014 por la editorial Random House de la escritora argentina Samanta Schweblin, llegó a la plataforma de Netflix y es una de esas excepciones. Tal vez tuvo que ver con ello que la propia autora trabajó el guión con la directora peruana Claudia Llosa, el que se ajusta de una manera brillante al texto original. Texto que tiene cierta complejidad hasta que uno descubre las distintas voces en los distintos espacios. Me detengo aquí para no spoilear ni el libro ni la película.

La historia de la escritora argentina transcurre en un pequeño pueblo rural del país, podría ser la zona del delta o de la Mesopotamia, con ríos y lagunas, caminos de tierra y extensos sembrados. Hasta allí llega Amanda (protagonizada por María Valverde) a pasar las vacaciones en un tranquilo pueblo con su pequeña hija, Nina (Guillermina Sorribes Liotta). Siempre preocupada por el bienestar de su hija, la protagonista calcula constantemente la distancia de rescate necesaria para protegerla, es decir, si está siempre a una distancia capaz de salvarla de una caída a la pileta, por ejemplo. Ella entabla una relación ambivalente con Dolores Fonzi en el papel de Carola y Amanda pronto descubre que las cosas que la rodean no son como parecen. La historia cobra un ritmo vertiginoso a pesar de la calma aparente de las tardes pueblerinas, y el misterio se mezcla con una denuncia implícita al uso de agroquímicos y el silencio cómplice que impone el capital.

Claudia Llosa es también la directora de la película y completan el elenco Emilio Vodanovich en el papel de David, Guillermo Pfenning (Marco) y Germán Palacios (Omar). La música fue compuesta por Natalie Ann Holt, y está a la altura de la película.

Recomendación: Leé primero el libro y después mirá la película. Y después otra vez lee el libro y vas a ver la película en tu cabeza.