Gastón Ares: “El teatro es el mejor entrenamiento para los actores”

Tras haber pasado una buena temporada en la obra Génesis y disfrutado del mar, el actor comenzó a filmar su papel en Entrelazados, la primera de Disney+ que se realiza en Argentina. Ha hecho carrera en cine, televisión y teatro, especialmente con obras del siglo de oro español.

Ha aparecido en numerosas series y películas. Ha trabajado reiteradamente en España. En Teatro se ha especializado en obras del siglo de oro español. Pero en Mar del Plata sólo había realizado un pequeño papel “hace unos cuantos años, en el Teatro Diagonal”, hasta este verano en el que estuvo en Génesis, junto a sus amigos Tupác Larriera y Florencia Cappiello en el teatro Cinco Sentidos.

Aprovechó su estancia en Mar del Plata (a la que sí viene habitualmente a disfrutar) para combinar sus dos pasiones: el teatro y el surf. Y, también, para prepararse. Es que tras terminar la temporada teatral, ya comenzó a filmar las escenas de su personaje para la serie Entrelazados, la primera que Disney+ realiza en Argentina y que se estrenará -asegura- durante el primer semestre de este año.

“El teatro es el mejor entrenamiento para los actores”, definió Gastón Ares en una charla con LA CAPITAL en la que reconoció que disfruta todos los trabajos, pero el teatro es el teatro y aprovecha para elegir “los papeles que sean más difíciles, que tengan mucho desafío”.

“Los actores nos las arreglamos para estar en actividad todo el tiempo aunque no estemos en la tele. Y el teatro es el refugio que, además, es el mejor entrenamiento”.

Fuera de las pantallas, en ese lugar sagrado que mantiene la conexión analógica más fuerte entre intérpretes y público, Ares se ha especializado en textos del siglo de oro español que “son dificilísimos de actuar”. “Es un desafío volver verdad al personaje en escena y al texto hay que decirlo tal cual, no te podés confundir siquiera en una sílaba porque rompes la métrica y la melodía”, dijo con pasión sobre este trabajo que desarrolla en la Compañía Argentina de Teatro Clásico, con Santiago Doria, en obras como El lindo Don Diego, La celosa de si misma, entre otras.

Con esa compañía, de la que es miembro co-fundador, de no haberse desatado la pandemia, hubiera viajado a Europa por tercer año consecutivo contratados por el gobierno español para trabajar en festivales, experiencia que le valió una puerta al mundo con importante llegada internacional.

En las tablas ha trabajado también con directores como Agustín Alezzo, Oscar Barney Finn y Nora Massi.
Además de dedicarse a la docencia, también creó el espacio “Ciberteatro”, en el que lleva adelante un proyecto de “radioteatro del siglo XXI” en el que la premisa es que “el arte es lo que salva a la gente porque se empatiza y, cuando empatizás es cuando lográs transportarte al mundo que los artistas están proponiendo, es un viaje apasionante”. Además forma parte del elenco estable de radioteatro en “Las Dos Carátulas” (Radio Nacional).

Docente, director -también iluminador-, aseguró que la actuación es la parte que más le gusta de la disciplina porque “es lo que te permite volar”.

“Siempre digo que uno cuando está trabajando en el mundo de la actuación, tenés muchas profesiones, muchas personalidades según quién te toca hacer porque para construir al personaje entrás en sus circunstancias, en los detalles que hacen a su día a día y empezar a conocer sobre esas realidades diversas. Y, dentro de la circunstancia precisa, uno es capaz de hacer cualquier cosa, desde lo más terrible a lo más hermoso. La actuación, con la técnica precisa, tiene eso”, definió.

Egresado de la Universidad Nacional del Arte, también ha formado parte de los elencos Espumas de Oriente, Dulce Pájaro de Juventud, Corazón de Cyrano, Regalos de Navidad, La visita de Gabo, Los Justos y El Corso.

En televisión se lo ha podido ver en las producciones 100 días para enamorarse, Golpe al corazón, Por amarte así, Once Halcones, Fanny la fan, Quiero vivir a tu lado, Viudas e Hijos del Rock and Roll y El secreto de los Rossi.

Su última participación en cine fue en la película Abzurdah, protagonizada por la “China” Suárez y Esteban Lamothe.
“Por eso somos requeridos los actores argentinos afuera, por nuestra técnica, nuestra manera de decir los textos y nuestra capacidad de adaptarnos a todos los formatos”, apuntó.

gastón 2

Sobre “Entrelazados”

“Estamos grabando, con un protocolo muy estricto”, contó Gastón, sobre esta primera serie de la señal lanzada en noviembre del año pasado.

Es la primera serie que Disney+ graba en Argentina, para el mercado latinoamericano, aunque paralelamente están trabajando aquí en otra que se llama Limbo y está en planes hacer otras tres producciones más“, confió el actor que considera “un placer que me hayan convocado, el año pasado, con la pandemia, en un contexto en el que estaba todo frenado, así que fui para adelante”.

Lo único que pudo adelantar de su personaje es que “es una suerte de maquillador, asistente, que ayuda a la protagonista a transformarse en una súper estrella” y que la historia está contada en dos tiempos.

“Son muy reservados, nos pasan los guiones solo de nuestras partes, no conocemos la historia completa”, relató.

Sobre estos trabajos de perfil internacional Gastón apuntó que “se dan a conocer en distintos países y dan una proyección, el trabajo de uno se ve en muchísimos lugares, por eso mismo estoy muy contento de tener un piecito dentro de Disney, que me convoquen”.

Asimismo reconoció que actualmente, “nuestro currículum, más allá de lo que podamos hacer en castings, o material que podamos generar, está en las producciones en las que participamos y con esta explosión de las redes sociales, lo podemos amplificar, compartiendo los contenidos y llegamos aún más”.

Gastón aseguró por este motivo “me volví cómplice de mis redes sociales, es un trabajo extra pero tiene su recompensa, porque la gente te da mucho amor, colegas, familiares, amigos y desconocidos que te mandan la mejor vibra porque te vieron en algo, les gusta, te empiezan a seguir y por eso, además del cariño, es todo nuestro currículum expuesto para quien quiera vernos, desde cualquier lugar del mundo”.

Ares está disfrutando de un momento de plenitud, grabando, con la energía que el aportó el mar durante enero y febrero, con la radio y con el proyecto de retomar la obra Génesis en marzo en Nün Teatro Bar (Buenos Aires).

“Me siento un afortunado de tener trabajo, de que me convoquen, que confíen en mis aptitudes, en mi actor. Con todo lo que está pasando está complicada la situación para todos, yo comencé con el pie derecho este año y estoy muy contento”, aseguró.

Un lindo mensaje

Génesis, escrita y dirigida por Ezequiel Sagasti, plantea en tono de comedia disparatada, la historia del devenir diario en la vida de dos hermanos muy particulares y cómo la llegada de una tercera persona, puede cambiar sus vidas para siempre.

La obra fue nominada a los premios Estrella de Mar en los rubros Mejor Comedia Dramática y Mejor Autor Nacional.

“Siento que es un texto súper valioso, estamos convencidos que es una obra con un mensaje que la sociedad necesita”, definió el actor sobre esta pieza con la que, aseguró, pasó un verano inolvidable.

“A veces tenés una temporada brillante y en otros casos hay que remarla más. Este año era complicado. A nosotros nos sorprendió el público. Si bien tuvimos una entrada accesible, prensada para este contexto, con una producción pequeña, para poder poner una entrada que la gente pueda pagar, la historia es muy linda y el público nos recompensa, nos espera para saludarnos a la distancia y decirnos las cosas lindas que les generó el espectáculo. La verdad es que estoy súper agradecido con Mar del Plata y con la gente que nos eligió”, sostuvo.

En la obra, Gastón compone a Rubén, “es un personaje muy lindo, a mi entender tiene un leve Asperger. Tiene un fanatismo con la astrología, los planetas, el karma, el cosmos, cree en todo lo que es místico en que todo tiene un porqué y que tiene que suceder algo importante, porque tiene señales de algo que soñó”.

Sobre la historia continuó que “vive con su hermana, muy racional y descreída y tienen que llamar a un plomero, que es especial. Al entrar el tercer personaje se provoca un cambio de dinámica en la familia y a la historia se suman los momentos de malos entendidos, enredos y situaciones desopilantes”.

Y cerró: “Es una obra que conecta con la sensibilidad y con la diversión. Una propuesta para dejarse llevar en ese viaje hermoso que es el teatro”.