Entrevista a Eduardo Mognone:“Es a través de las letras que siento la necesidad de expresarme e indagar en la complejidad del ser humano”

 Entrevista a Eduardo Mognone tras la presentación del libro La infinitud del ser

Por Juan Manuel Cuello

Es a través de las letras que siento la necesidad de expresarme e indagar en la complejidad del ser humano

 

Eduardo Mognone es médico y vive en la ciudad de Lezama, pero además de su dedicación a la medicina participó de la actividad política siendo Delegado Municipal cuando la ciudad aún formaba parte del partido de Chascomús. No sólo, eso, Eduardo también escribe y acaba de presentar su último Libro titulado La Infinitud del Ser, en el que relata, desde la cotidianeidad, temas muy profundos, muchos de ellos de carácter existencial. Desde Acá se comunicó con él, y esto nos dijo….

 

Juan Manuel Cuello (JMC): Hace poco tiempo se publicó tu libro, “La infinitud del Ser”, ¿cómo y desde cuándo arrancó este proyecto?

 

Eduardo Mognone (EM): En realidad no es un proyecto sino que tenía, a través del tiempo, el material suficiente como para editarlo.

 

JMC: Muchos de los relatos, si bien parecen tomados de escenas cotidianas, tienen un punto que nos lleva a reflexionar sobre la vida y la existencia, ¿cómo surgen estos relatos?

 

EM: Todos los relatos, desde el momento en que son escenas cotidianas, tienen un disparador que se origina en la misma.

 

JMC: ¿La pandemia influyó en ellos?

 

EM: Durante la pandemia me dediqué fundamentalmente a pintar abstracto, cuando termine de pintar uno de mis cuadros,  el que se encuentra en la tapa del libro, sirvió de disparador de uno de los cuentos que es el único relacionado con la pandemia.

 

JMC: No es el primer libro que has publicado, ¿querés contarle a los lectores de Desde Acá brevemente sobre tus otros libros?

 

EM: En el primer libro (“El Cuadro”) digo fundamentalmente que existen tres tipos de muerte, la primera sería la muerte como un hecho común, a la que estamos acostumbrados, unos lo lloran otros no, etc.

La segunda se refiere cuando la misma jerarquiza el personaje. Por ejemplo, quien desea volar y muere al cumplir su deseo de volar.

La tercera son los muertos en vida. Por ejemplo “Muebles” y  “El Sótano”.

En el segundo libro (“De cómo el Hombre ve el mundo al revés y otras historias”) para desmitificar la muerte hago como propias unas palabras de Ernesto Sábato: “…No le tengo miedo, sólo me da tristeza”  Es entonces cuando hablo de la fragilidad y vulnerabilidad de la vida.

Y en éste, el tercer libro (“La Infinitud del ser”) como su nombre lo indica hablo del ser como infinito, impredecible, vasto… A todo esto lo muestro desde dos ángulos: uno es el hombre a través de sus conductas y el otro a través de su pensamiento, es decir el hombre piensa y luego hace.

 

JMC: También has apoyado a algunos escritores de nuestros pueblos a dar el paso para publicar, ¿cómo se dio ese rol?

 

EM: Me muevo dentro de un ambiente literario, el cual me lleva a estar permanentemente en contacto con distintos escritores de la zona. Por ejemplo he escrito el prólogo del libro  de cuentos “El Amor, las cosas, esas tardes” de la Profesora Graciela Nardín,  y del libro de poesía “Acerca del Amor” de Alicia Álvarez.

 

JMC: Por último, ¿Qué es para vos la literatura y qué te lleva a escribir?

 

EM: Tal como lo he expresado anteriormente existen en lo cotidiano los disparadores. El hábito de escribir llego a mí desde siempre y es a través de las letras que siento la necesidad de expresarme e indagar en la complejidad del ser humano.