FRUI VITA (Disfruta la vida)

por Pablo Gallastegui

Este texto fue leído en el encuentro Literatura y Teatro de agosto realizado en La Utopía y El Divisadero de Dolores

 

No detengas la marcha inexorable

del disfrute, pensando en la rutina,

es el hoy y el ahora frente al tiempo

lo que debes tener como premisa.

Son las horas, minutos y segundos

la ironía de un par de manecillas;

pero corren vertiginosamente,

cercenando tus sueños, mientras giran.

Deja a un lado de pronto las quimeras,

sopesando las causas imprevistas,

y procura librar las emociones

cuando sientas tu espíritu se crispa.

Los deseos, ahogados en la nada,

se diluyen como cualquier sofisma,

son el agua escurriendo entre los dedos

y frustrante alimento de las fibras.

Ya lo dijo en sus Odas el poeta:

“Si aprovechas el hoy, verás la cima”.

¿Para qué detenerte en interludios?

Es la vida fugaz, etérea, ínfima.

Si la observas con los ojos del alma

hallarás un sinfín de cosas lindas.

“Vuela el tiempo, se escapa sin remedio”,

y Virgilio en sus Geórgicas lo pinta

como un culto moral hacia el trabajo,

exaltado en metáforas idílicas.

No decaigas si el día se hace noche,

si tropiezas con piedras, no te aflijas;

ser feliz, disfrutando del momento

puede ser, sin dudarlo, tu consigna.